Destacado

Cosas de la vida

bonnet-cheerful-cold-700535

Hacía mucho tiempo que no escribía sobre las cosas de la vida, incluidas las mías. La última vez lo hice para revitalizar mi alma tras el fallecimiento de un amigo muy querido. Hoy me ocurre lo mismo, después de asumir la de otro bienamado que  tampoco pudo vencer su enfermedad fulminante. A ambos los amé, aunque fuera a mi manera, y los dos murieron de un tumor cerebral habiendo aceptado, de un modo excepcional y con ejemplaridad, su propia muerte. Es gracias a ellos por lo que me pongo a pensar si estas casualidades de amor y muerte son fruto del destino, un tanto cruel a veces, o son simplemente cosas de la vida.

Es la aparición de la muerte ante nuestros ojos la que nos brinda, para bien o para mal, la oportunidad de “mirarla cara a cara”, tal y como lo expresó Lorca, en boca del personaje de Bernarda Alba un 19 de junio de 1936, apenas un mes antes de que este insigne poeta y dramaturgo español tuviese que enfrentarse a la suya en Granada el día de San Federico, un 18 de julio, fecha del Alzamiento de la Guerra Civil Española:

” Y no quiero llantos. La muerte hay que mirarla cara a cara. Silencio! (A otra hija) A callar he dicho! (A otra hija) Las lágrimas cuando estés sola. Nos hundiremos todas en un mar de luto (…) Me habéis oído? Silencio, silencio he dicho! Silencio! “, Acto III. Cuarta parte: Final.

* Recomiendo ver en la web de RTVE.es:

Serie de RTVE: Lorca, muerte de un poeta, dirigida por J.A. Bardem (1987).

De otra magnífica escritora y maestra, Carmen Posadas, también he aprendido durante cinco largos años de estudios de doctorado, dedicados a sus artículos y también a su obra, que en realidad solo existen dos temas universales sobre los que volcar nuestra creatividad literaria: el amor y la muerte. Este último es en el que de un modo predilecto se ha ido desarrollando la escritura de la ganadora del Premio Planeta de 1998 desde su incursión en este género hace más de dos décadas.

Seguir leyendo “Cosas de la vida”

Anuncios